Google ofrecerá cuentas corrientes como banco a partir de 2020, según el WSJ

El sector tecnológico está introduciéndose cada vez más en el financiero. Es algo que hemos visto este año con Facebook y su problemática criptomoneda Libra (y plataforma Calibra), o la tarjeta Apple Card que Apple ha lanzado con Goldman Sachs. En este sentido, según leemos en The Wall Street Journal, Google se está preparando para ofrecer cuentas corrientes a partir del próximo año, en alianza con Citigroup.

Los actuales planes de Google en a este respecto se enmarcan dentro de un proyecto llamado ‘Cache’, y lo cierto es que no sorprenden, pues llevamos un tiempo viendo cómo desde Mountain View se dan muchos pasos en este sentido, más allá de contar desde hace años con Google Wallet y ahora Google Pay, que son simples pasarelas de pago.

En diciembre del año pasado, Google recibió una licencia fintech en Lituania, que le permitía prestar algunos servicios bancarios (aunque no otorgar préstamos y dar otros servicios). Dicha consideración le hacía fintech de facto no solo en aquel país, sino en toda la Unión Europea, pues solo hay que conseguir tener la aprobación en un Estado miembro. Con ‘Cache’, Google podría comenzar a operar en Europa bajo esa licencia, aunque parece que los tiros irán por otra parte.

Qué quiere hacer Google con ‘Cache’

Según leemos en el Wall Street Journal, Google tampoco quiere convertirse en un banco por completo, y de ahí su acuerdo con Citigroup. Cesar Sengupta, vicepresidente de Google Payments lo explica: “Nuestro enfoque será asociarnos profundamente con los bancos y el sistema financiero.[…] Puede ser un camino un poco más largo, pero es más sostenible”. Así, funciones tradicionales de la banca seguirían en manos de los bancos y entidades financieras asociadas, que también podrían aportar la imagen de marca.

Esto es clave, pues si de algo puede presumir el sistema bancario tradicional, es de dar confianza a sus clientes. Es lo mismo que ocurría con los operadores clásicos de telefonía durante años, hasta que con su buen hacer operadores virtuales como Simyo o Pepephone fueron calando y demostraron que su servicio podía ser igual o mejor.

Google tendrá que labrarse una reputación en este sentido, y tendrá que luchar contra acusación de falta de privacidad y de mal tratamiento de datos enfocados a publicidad, algo con lo que Facebook está siendo transparente con Facebook Pay.

En este sentido, Segupta cuenta al Wall Street Journal que el objetivo de Google es aportar valor a los usuarios, bancos y comercios con servicios como programas de fidelización, muy comunes en el sector, pero sin vender datos financieros de los usuarios que utilicen sus cuentas corrientes. Además, respecto a Google Pay, afirman que tampoco incurren en esas prácticas.

Vía: https://www.genbeta.com/

Deja un comentario