Apple compra el negocio de módems móviles de Intel por mil millones de dólares

Se confirman los rumores: Apple ha anunciado hoy que ha adquirido la mayoría del negocio de módems de Intel. Una operación que se espera que se complete durante el último trimestre del año, después de las aprobaciones por las comisiones reguladores pertinentes.

Apple se hace así con 2.200 empleados así como el extenso catálogo de 17.000 patentes y equipamiento de Intel, en una transición valorada en mil millones de dólares. Este anuncio llega apenas tres meses después de que Apple y Qualcomm enterraran el hacha de guerra, provocando que Intel anunciara en las horas siguientes que abandonaba el desarrollo de módems 5G para móviles, centrándose en las soluciones 5G para IoT, servidores e infraestructura.

Apple quiere fabricar sus propios módems

Apple recibirá 17.000 patentes de tecnología inalámbrica y 2.200 empleados de empleados de la división de módems para móviles de Intel, mientras que Intel recibirá mil millones de dólares y podrá seguir desarrollando módems para el resto de aplicaciones que no sean teléfonos móviles, como PC, dispositivos IoT o vehículos autónomos.

Es un movimiento estratégico importante, pues el fin de los litigios jurídicos de Apple con Qualcomm en abril, previo pago de los royalties pendientes que reclamaba Qualcomm a la compañía de Cupertino, dejó a Intel sin esperanzas de colocar su módem 5G en futuros iPhone, y la compañía tiraba la toalla ese mismo día.

Apple está desarrollando su propio módem 5G con la ayuda de Qualcomm, y este catálogo de patentes y personal ayudará a acelerar el proceso, además de reducir la dependencia de factores y compañías externas, como Qualcomm. Johny Srouji, el SVP de Hardware de Apple lo describe así “[…] ayudará a acelerar nuestro desarrollo de futuros productos y permitirá a Apple diferenciarse aun más en el futuro”

Esta compra llega durante “la tregua” entre Qualcomm y Apple, por el cual la compañía tendrá acceso a la tecnología de Qualcomm durante los próximos seis años, con posibilidad de extender otros dos años más. Tiempo a priori suficiente para desarrollar sus propios módems y dejar de depender de Qualcomm -u otros- en el futuro.

Por su parte, Intel recibe mil millones de dólares y podrá seguir fabricando módems con la única excepción de que no sean para dispositivos móviles. La compañía ya anunció su deseo de salir de de este sector, de modo que en principio el acuerdo parece satisfactorio para ambas partes. La compañía centrará sus esfuerzos en 5G donde más importa a “sus clientes”: operadores de red, equipamiento para desarrolladores de telecomunicaciones y proveedores de servicios.

Más información | Apple

Deja un comentario